La mejor información sobre el mundo del TAXI


21/12/2017 17:03:55 - Gaceta del Taxi

Emoción y alegría en el XIII Paseo de la Ilusión de Córdoba


Trece años lleva Pidetaxi Córdoba paseando en sus taxis a los mayores para que contemplaran las luces navideñas. Un evento que se convierte, año tras año, en el broche de oro a doce meses de intenso trabajo. En esta ocasión, 300 personas pudieron disfrutar de un viaje en taxi diferente disfrutando de la Navidad.

 

Hablamos con el presidente de la organización, Miguel Ruano, que se ha mostrado muy satisfecho con el resultado de esta edición, que ha llegado a calificar como “la mejor de todas”. “La experiencia de tantos años, la colaboración con Policía Municipal y los taxistas que se prestan voluntarios hace que cada año sea mucho más gratificante”, explica.

 

En esta ocasión, además, han contado con la colaboración del supermercado Deza, con el que han obsequiado a todos los mayores participantes. “Ha sido un detalle con cada abuelo. Pero para nosotros es importante que las colaboraciones sean perfectas”.  No ha sido la única sorpresa de esta edición. “También hemos colaborado con dos corales de la ciudad que han obsequiado con villancicos en dos paradas del centro a nuestros pasajeros”. 

 

Todo ello pensado para que los mayores disfruten, durante unas horas, como niños. “Es muy emocionante ver cómo la gente, que ya sabe qué hacemos, aplaude a nuestros taxis y a nuestros pasajeros. Los abuelos se alegran mucho por estas muestras de cariño”, señala Ruano. 

 

El presidente de Pidetaxi Córdoba tampoco se olvida de los taxistas voluntarios que, año tras año, se animan a participar en este acto. “Cada vez hay más voluntarios, e incluso contamos con taxistas de reserva en el caso de que alguno no pueda venir o haya más demanda de la esperada”. Y, como no podía ser de otra manera, 

 

En esta ocasión, 14 residencias han participado en una cita con la Navidad que se ha convertido en un clásico en Córdoba. “Los compañeros, sobre todo los más jóvenes, lo dan todo. Se ponen su gorro de Papá Noel y cantan villancicos”, confiesa.